Poner el condón con la boca se puede convertir en un juego sexual muy excitante el cuál además de protegerte te ayudará a darle un toque divertido a tu vida sexual.

Pruébalo.

  1. Saca el condón de su envoltura, llévalo a la boca, y aprieta la bolsita que está en la punta, presionándolo con firmeza entre los labios, que deben estar cubriendo los dientes.
  2. Acércate al pene, lleva tu cabeza hacia este de tal forma que el centro de la cabeza del pene, quede frente al centro del condón. Con los labios desenrolla el preservativo sobre el glande, hasta llegar a cubrirlo completamente.
  3. Baja el condón hasta donde te sea posible, desenrollándolo con los labios. Si tienes dificultad para poner todo el miembro dentro de tu boca, debes terminar de bajar con tus manos hasta la base del mismo.

Recuerda que poner el condón con la boca puede ser un juego sexual y como tal, la imaginación y la sensualidad son puntos clave para lograr una excitación al 1000.