Existen diversas teorías que aseguran que la inicial de tu nombre tiene una influencia en tu manera de ser. Según expertos esta letra que da inicio a tu nombre también influye en el tipo de sexo que te gusta practicar.

 

A continuación te presentamos la lista de iniciales y sus características para que compruebes si coinciden con tu comportamiento sexual o el de tu pareja.

A: Pasas directamente a la acción y no eres especialmente romántic@.

B: Te encanta seducir y que te seduzcan. Siempre estás dispuest@ a experimentar nuevas sensaciones.

C: Necesitas que tu pareja sexual sepa apreciarte. Tienes un apetito sexual desarrollado.

D: Eres muy pasional, pero en ocasiones te pueden los celos y eres demasiado posesiv@.

E: Necesitas que la otra persona te estimule en lo intelectual para poder pasar a lo sexual.

F: Tiendes a idealizar a tu amante. Te das profundamente en las relaciones.

G: Eres perfeccionista y otros problemas como el trabajo pueden anteponerse al sexo, eso te causa problemas en ocasiones.

H: Antes de comprometerte con alguien lo piensas mucho.

I: Disfrutas de la pasión y la lujuria pero a la vez necesitas sentir amor y protección. Sin embargo, te aburres pronto.

J: Eres romántic@ y relacionas el glamour con amor, así que antes de irte a la cama con alguien necesitas una cena y un buen vino.

K: Eres tan sexual que a veces ni siquiera te fijas en las personas que son tus amantes

L: Identificas el amor con el sufrimiento y eres muy reservad@ con respecto a tu vida sexual.

M: Eres muy intens@ en tus relaciones y totalmente libre en tu sexualidad.

N: Eres bastante pasiv@ en el sexo.

O: Sueles guardarte para ti tus deseos sexuales más íntimos.

P: Eres bastante libre en cuanto a tu sexualidad, pero también te coartan las convenciones sociales y vives con esa contradicción.

Q: Tienes mucha energía física y a tu pareja en ocasiones le cuesta seguirte el ritmo.

R: La inteligencia y el físico te excitan por partes iguales.

S: Te limitas en tus emociones y deseos, pones freno a tus pasiones.

T: Eres muy coquet@ pero prefieres que tus parejas tomen la iniciativa y eres algo pasiv@ en la cama.

U: Siempre estás buscando a alguien de quién enamorarte y eso te hace confundir a veces el sexo con el amor.

V: Eres individualista y sueles tener parejas con una edad muy diferente a la tuya.

W: No soportas que te rechacen, pero lo das todo en las relaciones.

X: Sueles hablar mientras mantienes sexo y tu mente puede jugarte malas pasadas, por ser demasiado fantasios@.

Y: Te crees que eres mejor en la cama de lo que piensas, pero tus compañeros sexuales no saben cómo decírtelo.

Z: Eres muy independiente al principio, pero cuando alguien te emociona en la cama, te conviertes en toda una pareja salvaje.