Para practicar este tipo de relaciones rápidas, sencillas y sin compromiso existen trucos que no debes dejar pasar ¿Estás listo?

  1. Los encuentros de una noche deben ser rápidos y sorpresivos. No busques algo más de lo que obtengas en el momento. Sólo disfrútalo.
  2. Algo único que tienen los encuentros casuales es que no se van a volver a repetir. Esto permitirá soltarte y hacer lo que te apetezca.
  3. Siempre y sin excepción, usa protección. Una relación casual tiene como único fin disfrutar del momento.
  4. Permite que la mente se abra ya que no existe la atadura de tener que vivir algo fijo y monótono.

Pero sobre todo disfruta es una experiencia que tal vez no vuelvas a vivir en mucho tiempo.